ANÉCDOTA DE VITILLO ÁBALOS

Estuvo Vitillo Ávalos contándome algo muy lindo. Dice que una vez Atahualpa lo llamó por teléfono diciéndole que "invitaba a su bombo a su casa".
"-Fíjese -me decía Vitillo- lo invitaba al bombo y no a mí. Cuando llegué con una botellita de vino, me dijo: "siéntese que vamos a dialogar" y durante una hora más o menos él tocó la guitarra y yo el bombo. A él le gustaba como tocaba yo, porque "acariciaba" el bombo.  Luego apareció la señora (Nenette) y dijo: en la mesa ya está el bifecito y la papa hervida. Terminamos con un postre y Atahualpa se levantó y dijo: bueno, paisano, terminamos porque en esta casa nos acostamos temprano. Increíble, este hombre." Me daba a entender  lo que habrá sido para él, acostumbrado a amanecerse bailando, regresar a su casa  temprano...

Aumentar tamaño del texto
Reducir tamaño del texto

 
FUNDACIÓN ATAHUALPA YUPANQUI - www.fundacionyupanqui.com.ar
info@fundacionyupanqui.com.ar - Tel.: (54 9) 0-11-15-66853900