"LA SEQUÍA" por Roberto Chavero

La seca se ha echado a dormir en nuestro norte cordobés. Algunos poblados ya sienten con dramatismo la permanencia de esta visita indeseada. Soluciones: las de siempre para estas emergencias: cisternas con agua para la población. En Córdoba se está discutiendo la cuestión del agua en la ciudad. Tarifas, etc... Esa es toda la preocupación. El "cierre" de los números.

Pero en otros rincones de la provincia los animales se mueren de sed y de hambre, los sembradíos estaciónales se perdieron y las plantaciones están en grave riesgo.

¿Quienes están a salvo de esta situación dramática?
Los de siempre. No se trata de aquél conjunto folklórico de los 60. Los de siempre.
Los Empresaurios que han sabido generar los sucesivos gobiernos de todo nivel. Los políticos (incluyendo a los militares que también se dedicaron a la política estando en actividad o no) que creen de buena fe o no que esta categoría ciudadana es la indispensable para el progreso y para que las cuentas cierren. Mientras tanto, aquellos que trabajan sus pequeñas parcelas de tierra miran al cielo, porque solamente de allí puede llegarles la solución.

Los otros, los empresaurios del campo viven en la ciudad, es decir, con la provisión de agua asegurada, y en sus campos han instalado sistemas de riego que los hacen "más eficientes". El costo de esta eficiencia: muy simple. Disponen de las napas de agua profundas. Estén o no bajo el perímetro de su campo, extraen cuanto necesitan, dejan sin agua poblaciones vecinas y salen en los suplementos rurales de diarios y revistas como los "productores de punta". Productores de la punta que los p…

Mientras tanto la dirigencia ignora por ineptitud, complacencia o comodidad el descalabro social, ecológico y cultural que se está produciendo. Mientras tanto siguen anunciando planes, programas, "éxitos" de todo tipo. El pueblo, como el boxeador a quién estaba moliendo a trompadas su rival mientras su manager en los descansos le decía, "seguí así que vas bien", debe estar pensando como aquél: "está bien pero fíjate qué hace el referí porque hay alguno aquí arriba que me está matando".

Violencia: violencia en el fútbol, en la TV, en los dibujitos animados, en la calle, en la vereda, en el barrio, en los entierros, en los recintos parlamentarios, en el clima (cada vez tormentas más fuertes, granizadas más violentas), etc…

Como dijo uno: Estamos mal pero vamos bien. Los de hoy siguen diciendo lo mismo y, lo peor, haciendo lo mismo, pero con otras palabras.

Aumentar tamaño del texto
Reducir tamaño del texto

 
FUNDACIÓN ATAHUALPA YUPANQUI - www.fundacionyupanqui.com.ar
info@fundacionyupanqui.com.ar - Tel.: (54 9) 0-11-15-66853900