Yupanqui con los niņos. Por Pablo Giordana.